DIAGNÓSTICO CLÍNICO DIFERENCIAL
Por las manifestaciones nerviosas la Enfermedad de Aujeszky se debe diferenciar de la Peste porcina clásica y las estreptococias porcinas. En la PPC la enfermedad afecta a cerdos de todas las edades y no más gravemente a los animales más jóvenes, como ocurre con los herpesvirus. El curso clínico de la enfermedad, una vez han aparecido las manifestaciones nerviosas, es más prolongado en la PPC que en la EA. Microscopicamente, las lesiones en el SNC varían especialmente entre las dos enfermedades ya que al ser el VPPC un virus somatotropo las lesiones son posteriores y limitadas a los manguitos perivasculares, no afectandose inicialmente las neuronas, mientras que el ADV es un virus neurotropo y se desarrolla una típica reacción encefalítica con degeneración y necrosis neuronal, acúmulos de células gliares, manguitos perivasculares, espongiosis y cuerpos de inclusión intranucleares.

Por las manifestaciones respiratorias hay que diferenciar de otras enfermedades respiratorias del cerdo, especialmente de la Influenza porcina. En este caso tiene gran importancia la anamnesis e historial de la explotación, si hay lechones con manifestaciones nerviosas, si ha habido abortos, etc.

 

Por los fallos reproductivos también hay que diferenciar la Enfermedad de Aujeszky de otras enfermedades víricas que producen abortos como el PRRS, la Parvovirosis, etc. En estos casos hay que tener en cuenta el escaso porcentaje de animales afectados (menos del 20%) y comprobar si los fetos presentan focos necróticos, especialmente en hígado y bazo.

Imprimir

« 6. Formas Clínicas y Lesiones
.