Víctor Rodríguez Prieto y José Manuel Sánchez-Vizcaíno
SUAT-UCM

     La enfermedad de West Nile (WN) es una enfermedad infecciosa no contagiosa de declaración obligatoria causada por un flavivirus. En los últimos años ha cobrado especial relevancia en el panorama europeo debido a su reemergencia, particularmente en los países de la cuenca mediterránea. Es de carácter vectorial, estando principalmente implicados los mosquitos del género Culex, y afecta a un amplio rango de hospedadores, destacando las aves (hospedadores de amplificación), los caballos y los humanos (estos dos últimos considerados hospedadores de fondo de saco). En caballos este virus suele cursar con una infección subclínica, aunque un pequeño porcentaje padece sintomatología nerviosa, llegando incluso a producir una encefalomielitis grave que desemboca en la muerte de los animales. En España este virus empezó a ocasionar brotes en 2010, en varias explotaciones del sur de Andalucía, aumentando el número de casos en 2011. Además, desde el este de Europa se ha ido extendiendo un linaje distinto (linaje 2) del que circula actualmente por nuestro país (linaje 1), el cual ocasiona brotes más virulentos, con la afección de una gran número de aves, caballos e incluso humanos. El calentamiento global está teniendo una influencia directa en la distribución y supervivencia de los vectores, lo que hace que se tengan que aumentar las medidas de vigilancia y control de esta enfermedad que va ampliando su extensión con cada nueva temporada. 

En esta sección encontrará toda la información pertinente a la epidemiología de WN, así como sus antecedentes, situación actual y actualizaciones de los brotes, que serán periódicamente revisados mediante el envío de nuevas comunicaciones. Para más información, se puede consultar el simulacro de West Nile de nuestra web.

  1. Antecedentes
  2. Situación actual