Bienvenidos a Sanidad Animal, 16 años siendo tu portal de referencia en Internet

Peste Porcina Africana (PPA)

Antecedentes

La Peste porcina africana (PPA) fue descubierta por Montgomery en Kenya en 1921, como una enfermedad que causaba grandes mortalidades en los recién importados cerdos europeos. En las siguientes décadas, se observó su presencia en varios países de África subsahariana.

La primera noticia de PPA fuera de África tuvo lugar en Portugal en 1957, en las cercanías de Lisboa, donde un brote de la misma causó mortalidades cercanas al 100%. Tras un silencio epidemiológico de tres años, en 1960 volvió a manifestarse la enfermedad en el país vecino, desde donde se extendió por toda la Península Ibérica. La PPA estuvo presente en nuestro país durante más de veinte años, hasta que en 1995 se logró la erradicación de la misma, tras grandes esfuerzos y costes económicos.

Durante estos años de presencia de PPA en la Península Ibérica, varios países europeos y americanos sufrieron brotes de PPA en sus fronteras, originados principalmente por  movimiento de productos cárnicos contaminados. No obstante, todos estos focos fueron erradicados a excepción de la isla de Cerdeña, donde la enfermedad permanece presente de forma endémica desde 1978. 

Fig.1: Epidemiología de la PPA desde 1957 hasta 1995

 

Desde la erradicación de la PPA en España en 1995, a excepción de Cerdeña y un brote aislado en 1999 en Portugal, la enfermedad permaneció confinada en el continente africano. En la última década, la PPA ha adquirido gran importancia en África, afectando a un gran número de países anteriormente libres de enfermedad, extendiéndose por el Oeste y Centro del continente, con el consiguiente aumento de virus circulante y por lo tanto, de productos cárnicos contaminados.

Este hecho pudo contribuir al que ha sido el salto epidemiológico más importante de la enfermedad en los últimos años. En el año 2007 se produjo un gran salto de la enfermedad, con la reentrada del virus de la PPA en el continente europeo, a partir de la región Caucásica. Los primeros brotes de PPA en Georgia, en las cercanías del puerto de Poti. Desde entonces, la enfermedad se difundió rápidamente afectando a los países vecinos de Armenia, Azerbaiyán y la Federación Rusa, donde continúa presente sin control (ver situación actual). 

Fig. 2: Países con presencia clínica de PPA desde 1997 a 2012 con los brotes notificados a la OIE desde 1998 hasta 2012.

Situación actual PPA

Actualmente la Peste porcina africana (PPA) se encuentra presente en un gran número de países de África subsahariana, la isla de Cerdeña (Italia), países del Cáucaso y Federación Rusa.

Desde su introducción en 2007 en la región caucásica, la PPA ha ocasionado más de 320 brotes en cuatro países distintos, con el consiguiente sacrificio de al menos 150.000 animales. Tras los primeros focos ocurridos en abril de 2007 en las cercanías del puerto de Poti, por la supuesta introducción de carne contaminada procedente del este de África, la enfermedad se difundió rápidamente por la zona (ver animación). 

 

En 2007 la enfermedad se extendió por todo el territorio de Georgia y Armenia, produciéndose el primer foco en Rusia con la afectación de un jabalí en la frontera con Georgia. En el 2008 la PPA afectó también a la población de cerdo doméstico de Rusia, ocasionando numerosos brotes en las regiones del sur más cercanas al origen de la enfermedad, a excepción de un único brote rápidamente erradicado localizado al Este del país. Durante los años 2009 y 2010 se produjo la difusión y asentamiento de la enfermedad en las regiones de Rostovskaya y Krasnodar, dos de las zonas más afectadas por la enfermedad. Durante estos años la enfermedad continuó su expansión poco a poco hacia el norte, con brotes tanto en cerdo doméstico y jabalíes.

Sin embargo, durante el 2011 se notificaron numerosos brotes en zonas considerablemente alejadas del epicentro de la enfermedad (Fig.1, brotes identificados con números) poniendo de manifiesto la falta de eficacia de las medidas de control aplicadas en la zona. 

Fig. 1: Brote de PPA ocurridos entre 2007 y el 7 de Noviembre de 2011 en Rusia y los países caucásicos
(Fuente: elaboración propia con datos de la Organización Mundial de Sanidad Animal, 2011).

 

Algunos de estos focos se consideraron especialmente relevantes, debido a su localización geográfica y el potencial peligro que conllevan para la potencial introducción de la enfermedad en la Unión Europea (UE):

Como el brote notificado en la provincia rusa de Leningradskaya en marzo de 2011 en las cercanías de Sant Petersburgo, donde se habían notificado previamente focos en 2009 y 2010 (identificados con número 1 en la Figura 1). La ocurrencia repetida de focos  en el mismo área podría ser debido a la existencia de un flujo de comercio ilegal con la zona afectada. Estos focos suponen un riesgo para la UE, especialmente para los países más cercanos (Finlandia, Estonia, y Letonia), si bien el estado actual de los brotes es “Resuelto” (OIE, 2012). 

Otros focos de interés debido a su localización, así como a la importancia comercial del área son los brotes notificados en la provincia rusa de Teverskaya en las inmediaciones de la capital, Moscú. En esta área se dieron brotes tanto en cerdo doméstico como en jabalí. Lo cual implica  la existencia de circulación viral en la población silvestre y por lo tanto, un mayor riesgo de difusión y mantenimiento de la enfermedad en la zona.

Por último lugar, destacar un foco notificado en la provincia rusa de Kurskaya en Octubre de 2011 (identificado como 6), de gran interés por su gran cercanía con la frontera con Ucrania, libre de enfermedad. No obstante, la información de la OIE considera dicho brote como Resuelto.

Teniendo en cuenta la evolución de la PPA desde su introducción en la zona en el 2007, y especialmente a lo largo del 2011, se puede concluir que la PPA continúa siendo una enfermedad fuera de control en Rusia y regiones del Cáucaso. Las medidas de control de la enfermedad puestas en marcha hasta la fecha no han sido suficientes para frenar el curso y difusión de la PPA en Rusia.

Ya que a pesar de que el comercio de cerdos vivos y sus productos desde países afectados esté terminantemente prohibido; existen otras posibles vías por las cuales la enfermedad podría traspasar fronteras y alcanzar la UE. Actualmente las más importantes son el movimiento  natural de jabalíes, el comercio ilegal tanto de cerdos vivos como de sus productos, los vehículos contaminados y los fómites transportados por estos; así como la existencia de empresas mixtas con sede en países de la UE y Rusia.

Por ello debemos continuar extremando las medidas preventivas y contar con los planes de control y erradicación siempre preparados. Esto es especialmente importante en los países cercanos a la zona afectada, los que presentan comercio hacia o desde Rusia de todo tipo de productos; así como aquellos con presencia de empresas mixtas en sus fronteras con el consiguiente flujo de movimientos con zonas afectadas.

Más información

Sánchez-Vizcaíno JM., Mur L., y Martínez-López B.. "African Swine Fever: An Epidemiological Update". Transboundary and Emerging Diseases. (Publicado online 2012/01).